Capítulo 2 – Princesa del mar

<–Tabla de contenidos          <–Capítulo 1


Rom se sentía especialmente a gusto cuando sus amigas y ella iban a la cala a bañarse. No era un lugar muy popular porque abundaba en insectos y animales venenosos, y por esa razón la cala parecía pertenecer casi por exclusivo a las tres muchachas.

Ellas iban y venían a su propio parecer. Valeria era una fan especial de asar la comida en una estufa que habían improvisado hacía años mientras se bañaban, ansiosas por comer y sin dinero para comprar en las tiendas del pueblo. Gwen coleccionaba las cosas extrañas que llegaban con la marea. A veces eran piedras o conchas de formas extrañas. Otras, botellas con mensajes y joyas. Hubo una ocasión en la que Gwen encontró un gran montón de pedacería de coral con la que hizo bisutería que después vendió; era hábil con las manos, a diferencia de Valeria que solo sabía pensar y de Rom que solo sabía pelear.

Sin embargo, en esta ocasión llegaron hasta la cala por un motivo diferente. Continúa leyendo “Capítulo 2 – Princesa del mar”

Anuncios