Capítulo 3 – Princesa del mar

<- Tabla de contenidos          <- Capítulo 2


La gente empezó a tener curiosidad por lo que había pasado en la cala apenas amaneció. Los gendarmes se habían encerrado a cal y canto hasta que el capitán Allen despertara, y eso quién sabe cuándo ocurriría.

Emisarios distintos de lord Evaenetos visitaron el pueblo varias veces ese día. Primero fueron a los lugares en los que era más probable encontrar a Gwendolyn Evaenetos: en la gendarmería, en las habitaciones de la iglesia (la gente que vivía lejos del pueblo podía pasar una noche segura ahí) y, por supuesto, al atardecer llegaron a tocar la puerta de la familia Alazar. No pudieron dar una respuesta satisfactoria: ellos también estaban preocupados.

En el pequeño pueblo costero, los Alazar sobresalían Continúa leyendo “Capítulo 3 – Princesa del mar”

Anuncios